MENOS MAL QUE NO SOMOS POBRES

111

En las vacaciones navideñas me tome unos días para viajar con mi hijo a visitar a la familia; en el viaje de regreso mientras esperábamos que arrancara la ultima buseta que nos tocaba abordar, se monta una muchacha a pedir dinero. Mi hijo al ver esta escena no dudo en preguntarme por qué esa muchacha pedía dinero. Yo trate de explicarle argumentando que posiblemente le hacía falta para comprar comida, para ayudar a su familia o algo similar.
Después de esta explicación miguel se quedo unos segundos en silencio en los que me gustaría saber que estaba pasando por esa cabecita, cuando rompe el silencio diciéndome: “menos mal que no somos pobres”
En esta época en la que la economía del país no está precisamente en su mejor momento, que mi hijo me haya dicho esto, para mi representa una gran lección. Esto me enseña que hay que agradecer las bendiciones que recibimos día a día las cuales son más de las que alcanzamos a contar y mucho más de las que alcanzamos a gradecer.
Tenemos que ver la vida como desde una escalera, en la que si miramos hacia arriba siempre habrá gente por encima de nosotros, pero si miramos hacia abajo veremos muchas más personas de las que imaginábamos; por esta razón debemos agradecer todo lo que tenemos y entender que las verdaderas riquezas van más allá de lo material.
Así que cada vez que nuestros pensamientos nos distraigan de lo que es verdaderamente esencial podemos pensar en el sinfín de bendiciones que tenemos en la vida y podremos exclamar: menos mal que no somos pobres!!!

“Tú tienes la capacidad de ser feliz sin importar cómo sea tu vida, tan sólo debes cambiar de actitud y ver la parte positiva de todo lo que te ocurra” Anonimo

Hasta el próximo articulo
El Lapo.

Anuncios

¿Vio mamá? ¡yo le dije!

Llego a la oficina un niño de preescolar que no pudo hacerse las fotos el mismo día que sus compañeritos, cuando preguntaron si estaba el fotógrafo para hacerle las fotos, le respondí a su madre: señora yo le puedo hacer las fotos pero le va a faltar una, porque tiene que venir uniformado. En seguida el niño volteo a ver a su mama y le dijo en tono regañón: “Vio mama yo le dije”. No pudimos evitar reírnos a carcajadas por la forma tan graciosa como el niño la regañó, ella en medio de las risas nos dijo que sí, que él le había dicho que debía ir con el uniforme pero ella le dijo que no, salieron de la oficina y a metros se veía como el niño seguía reclamándole a su madre por no hacerle caso. En medio de las risas me puse a pensar que cuantas veces nuestro orgullo y presunción nos hace quitarle la razón a quien la tiene sin meditar en lo que hacemos, en este caso a nuestros hijos. Muchas veces pensamos que como somos los padres siempre tenemos la razón y nuestros hijos solo deben obedecer, nada más lejos de la realidad cuando en casos como este son ellos los que nos dan lecciones y nos invitan a prestarles atención y a razonar un poco mas sus peticiones antes de decir un no porque no. No dudemos nunca de la inteligencia y la capacidad de análisis de nuestros hijos ya que nos podemos topar con sorpresas y quedar en evidencia cuando nos digan: ¿vio? ¡Yo se lo dije¡

“”La Verdad cuando es Verdad no tiene que ser gritada para ser Escuchada” Anónimo.

El Lapo

Compadre Argenis Deme un Palo

Albancito

El día que conocí a mi amigo Albancito de verdad que fue Especial, Todavía Recuerdo cuando haciendo alarde de inteligencia y picardía le dijo a Argenis con toda Seguridad: “Compadre Argenis Deme un Palo” (él analizándolo sabía que no se lo iba a negar), y ya con el Vaso de Cocuy de Penca en la mano a punto de tomar y entre la reacción inmediata de su padre que inmediatamente le quito el Vaso y la risa de los presentes se nos ilumino el día.
Compartir con Albancito es una de las experiencias que te hacen ver la vida de otro modo, un amigo súper inteligente, con una memoria envidiable, amante de la música (sobre todo la música llanera) y con una elocuencia que le alegra la vida al más amargado de los amargados. Un ser tan lleno de inocencia, carente de toda maldad con el que es imposible no estar a gusto.
Personas como el que sin saberlo nos iluminan la existencia, que no conocen la maldad, con los sentimientos más puros del mundo, que tienen cualidades increíbles son las que como dice mi amigo Rafael vinieron a cambiarnos la vida; que nos invitan a ser humildes y entender que a este mundo se viene a ser felices, a superar los obstáculos, levantarnos a pesar de las dificultades, en fin a vivir la vida.
Por eso doy gracias a la vida y a mi amigo Albancito por tan importante lección. Desde aquí te saludo mi pana y te deseo que todos tus sueños se cumplan (menos el del tricampeonato de Magallanes jajaja) y espero poder tener la dicha de compartir contigo nuevamente.
Y a ustedes que me leen l@s invito a vivir la vida y no pasar por alto todas las bendiciones que día a día recibimos, que son tantas que difícilmente alcanzaremos a contarlas. También l@s invito a revisar mi nuevo blog de fotografías en http://www.elmike27.tumblr.com. Hasta pronto
“La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido” Rabindranath Tagore
El Lapo

SER O TENER, HE AHÍ EL DILEMA.

En algún momento de nuestras vidas, todos nos detenemos a pensar respecto a lo que aspiramos a futuro, de aquí se desprenden decisiones, que sin ser definitivas pueden marcar nuestro proceder a partir de esta reflexión; ¿Qué quiero ser? ¿Qué quiero hacer? ¿Qué aspiro tener? ¿Cómo lo logro?
Con respecto a lo que aspiramos ser, es importante tomarse el tiempo suficiente para pensar si el camino que estamos escogiendo es el indicado, si de verdad tenemos la suficiente vocación y amor por lo que queremos ser. La profesión, el oficio, el trabajo o actividad a la cual vamos a dedicar quizás muchos años de nuestra vida merece de nosotros que le demos un puesto importante a la hora de elegir, si de verdad queremos sentirnos a gusto con lo que hacemos. No hay nada más bonito que disfrutar lo que se hace (y si me pagan mucho mejor), esto por supuesto se refleja en el resultado de lo que hacemos y en caso contrario sucede igual.
Ahora, si nos vamos al tener, las aspiraciones materiales también suelen ser determinantes, en este caso la reflexión no se centra en el “Qué” Sino en el “Cómo”. Es aquí donde aparece la cuestión. En muchos casos es esto lo que nos desvía con respecto a lo que queremos ser, por ejemplo a muchos jóvenes les resulta más rentable el trabajar desde temprana edad que dedicarse a los estudios, esto por supuesto es tentador desde el punto de vista material, pero puede llevar a tomar decisiones equivocadas.
En conclusión les puedo decir que todo está en el criterio personal a la hora de priorizar; desde mi punto de vistas todas las aspiraciones materiales son muy validas y aceptables, pero no debemos permitir que están nos desvíen de nuestra esencia, que no nos lleven a hacer lo que queremos sino a querer lo que hacemos, a sentirnos bien con nosotros mismos y por ende a disfrutar mejor de la vida, esto nos hará crecer como personas. También hay que entender que mis aspiraciones personales no me dan derecho a pasar encima de nadie, que el fin no siempre justifica los medios y que el beneficio colectivo siempre debe ir primero.
“Pueden prohibirme seguir mi camino, pueden intentar forzar mi voluntad. Pero no pueden impedirme que, en el fondo de mi alma, elija a una o a otra”. Henrik Johan Ibsen

Hasta la próxima semana (perdón por tanta ausencia)
EL Lapo

No se puede repicar y andar en la procesión

Para nadie es nuevo reconocer que la educación juega un papel fundamental en la formación de todo ser humano, todo niño cuando nace, es en potencia un contribuyente al Desarrollo de la sociedad o una piedra de tranca en el mismo. Por esta razón como padres debemos preocuparnos en sobremanera por ser participes en el proceso educativo de nuestros hijos.
No podemos pretender que en la labor de los maestros que tienen a su cargo la educación de nuestros niños, también este la responsabilidad de inculcar los valores que deben aprenderse en el hogar. Si bien es cierto que la escuela es un espacio de formación integral, esta se hace insuficiente si como padres no nos preocupamos por sembrar valores éticos, morales y religiosos (estos últimos son competencia exclusiva del hogar en un sistema de educación laica) en las futuras generaciones.
Para nada debemos asumir que el complemento de la educación de nuestros hijos esta dentro de los contenidos de una computadora portátil, menos si esta tiene acceso a internet. El uso de las tecnologías de comunicación e información puede ser muy beneficioso o muy perjudicial dependiendo del uso que se le dé, por ello debemos estar muy atentos a los contenidos a los cuales acceden los niños.
Como padres debemos ser, proveedores, protectores, vigilantes, maestros, compañeros y amigos de nuestros hijos. De lo que hoy sembremos se cosecharan los frutos de las sociedades futuras.

“Un padre no es el que da la vida, eso sería demasiado fácil, un padre es el que da el amor”.
Denis Lord

Hasta pronto.

El Lapo.

AUNQUE SEA EL ÚNICO EN NOTARLO, SÉ QUE TENGO LA RAZÓN

Esta frase que a primera impresión puede sonar algo pedante vino a mi mente en una oportunidad en la que sentados todos en la misma mesa discutiendo un tema, el único en pensar diferente era yo. Aunque el resultado no era el que esperaba, mi postura se mantuvo hasta el final y se mantiene hasta la fecha. Estoy seguro que en algún momento el tiempo y los hechos me darán la razón.
¿A cuantas personas en algún momento no les ha pasado igual? A lo largo de la historia ha quedado demostrado que las ideas que difieren del pensamiento colectivo suelen causar una mala impresión al principio. Muchas personas han sido tratadas de dementes, ilusos, caprichosos, entre otras, por presentar al mundo ideas novedosas a las cuales el tiempo, la ciencia o los hechos les ha dado la razón.
Sin ánimos de creernos los dueños absolutos de la verdad, yo considero que debemos luchar por nuestros ideales, aunque en algún momento nos sintamos sol@s, es importante el poder expresar nuestras ideas y manifestar nuestras inconformidades en los espacios que así lo ameriten. Siempre que estemos luchando por defender nuestros principios y que seamos respetuosos y tolerantes con nuestros semejantes no debemos dejar de perseguir nuestros ideales, nuestros sueños, nuestras metas.
La batalla más gratificante es la de las ideas, el poder expresarnos, hacernos sentir y sobre todo el poder diferir es un privilegio del cual debemos estar agradecid@s. Así que vamos, manos a la obra.
“Los bienhechores de la humanidad, no nacen cuando empiezan a ver la luz, sino cuando empiezan a alumbrar ellos” Simón Rodríguez”
Hasta la próxima semana

El Lapo.

No hay muerto malo ni recién nacido feo.

La postura sostenida en esta frase no dista mucho de la percepción que tenemos de la Realidad. Al momento de nacer somos admirados por nuestros familiares y allegados y al momento de morir todos son admirados y afloran los buenos recuerdos de los momentos compartidos con esos seres especiales que de una u otra forma nos marcan. Analizando este fenómeno me surge una duda: ¿y en el intermedio que sucede? ¿Lo que hacemos con nuestra vida es cónsono con la percepción que damos al nacer o al morir?

Hagamos de nuestra vida un ejercicio constante de superación, hacer el bien sin mirar a quien, comprender que el beneficio colectivo está por encima del individual, el poder crecer cada día más como personas y no dejar que nuestro paso por esta vida sea en vano.

No esperemos al final de nuestras vidas para hacernos sentir en esta sociedad como sujetos generadores de cambio, hacedores de felicidad y buen vivir para todos los que nos rodean. Fomentemos los valores de honestidad, respeto, solidaridad y amor en nuestros niños y hagamos de este un mundo mejor.

 

“No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor.  M.T de Calcuta”

Hasta la próxima Semana.

El Lapo.